miércoles, 29 de diciembre de 2010

Tristeza

Llevo unos días sintiendome triste. No sé exactamente cual es la razón y, quizás, no sea nada importante pero quería dejar mi constancia en el espacio que me he construido en la red. No es una tristeza incompatible a la alegría. Es algo así como un vacío, como verme en el mundo sin rumbo fijo y queriendo cumplir unos sueños que quizás nunca se cumplan. Pero no es solo eso. Hace un año que casi no escribo una historia, me he abstraido en un mundo de entes formales e irrealidades y lo maravilloso en lo simple, siento muchas veces que lo he perdido.
No quiero que me entendáis mal, por esta tristeza-vacío paso muchas veces. Es mi postura de vida, la que me hace cuestionarme todo antes de incorporarlo en mi constructo personal. Son crisis de pensamiento por las que pasamos muchos. Pero es algo que no me desanima, cuando las nubes se han ido, siempre he sacado cosas realmente buenas y tiene que ver con mi miedo al cambio y a perder lo que quiero.
Solo para acabar quería daros dos consejos que a mí me sirven de ayuda.
-Desterrar la palabra "culpa" de vuestras vidas. La culpa es un término con bastantes tintes religiosos. Es latigarte por algo que has hecho mal. Si has hecho algo mal, antes de fustigarte, ¿no sería mejor intentar arreglar las cosas o mejorar como personas para que nunca volviera a pasar?
-Desterrar la palabra "limitación". No podemos ser perfectos es un hecho pero, centrarnos en nuestras limitaciones no sirve para nada. Tenemos que ver nuestras potencialidades, ver en que podemos mejorar. La persona que habla mal en público, lo pasará mal si sale hablar y solo piensa: "Mi limitación es hablar en público, no me voy a poner nervioso, no voy a ..." En cambio la persona que quiere ser cantante, artista, profesor, locutor de radio y su impedimento son los nervios y piensa: "Quiero poder trasmitir y, para eso, tengo que ir mejorando paso a paso" Esta segunda persona tendrá más probabilidades de exito y lo más seguro, sea más féliz.*
*Aunque uso a lo largo del blog las palabras felicidad e inteligencia no creo en ellas. Son palabras demasiado viciadas que han perdido su verdadero significado. ¿Qué es ser feliz? ¿Qué es ser inteligente? Para mí, ser feliz es que tu vida tenga significado para tí. Rodearte de gente que te haga valioso y que esa gente sea algo importante para tí. Lo mismo, en diferentes estratos jerárquicos dependiendo de cada uno, se extrapola al arte, a la música, el trabajo...
¿Qué es ser inteligente? Yo creo en las inteligencias múltiples de Gagner. El C.I. es una auténtica estupidez. Si el mundo se rigiera por eso, perderiamos la belleza de muchisimas cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada